Peste Negra fue propagada por humanos, no por ratas, afirma nuevo estudio

0
Peste Negra fue propagada por humanos, no por ratas, afirma nuevo estudio
«La Danza de la muerte»

La Peste Negra fue una de las pandemias más devastadoras en la historia de la humanidad, causando la muerte de entre 75 y 200 millones de personas en varios brotes en Eurasia entre los siglos XIV y XIX.

En general, se cree que la plaga se propagó principalmente por parásitos transportados por ratas. Pero un nuevo estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, sugiere que las pulgas y los piojos humanos pueden haber tenido la culpa.

«Si bien comúnmente se supone que las ratas y sus pulgas propagan la peste durante la Segunda Pandemia, hay poco apoyo histórico y arqueológico para tal afirmación», escriben los investigadores en el documento.

«Aquí, mostramos que los ectoparásitos humanos, como los piojos del cuerpo y las pulgas humanas, podrían ser más propensos que las ratas a haber causado las epidemias de rápido desarrollo en la Europa preindustrial».

Un equipo internacional de científicos de la Universidad de Oslo y la Universidad de Ferrara examinaron una serie de características de la pandemia, incluida la forma en que se propagó tan rápidamente.

Utilizando datos de mortalidad, examinaron nueve brotes desde 1348 hasta 1813 durante la llamada segunda pandemia en ciudades como Londres, Estocolmo, Moscú y Florencia. Un total de 125,000 personas murieron en estos brotes.

La enfermedad en sí, también conocida como peste bubónica, es causada por una bacteria infecciosa llamada Yersinia pestis. Los síntomas incluyen fiebre, dolores de cabeza y vómitos y las víctimas generalmente desarrollan grandes bultos hinchados cerca de los ganglios linfáticos en la ingle, axila, cuello y tórax. Sin una intervención médica moderna, la tasa de mortalidad puede estar entre el 30 y el 60%.

Para el último estudio, los investigadores crearon modelos de computadora de la pandemia, que usaron para comparar la transmisión por parásitos humanos con la transmisión por ratas y pulgas y la transmisión de humano a humano.

Descubrieron que el modelo de parásito humano se acercaba más a las tasas de mortalidad en siete de las nueve ciudades que estudiaron. Es poco probable que la enfermedad se propague tan rápido como lo hizo si solo fuera transmitida por ratas, dijeron los científicos.

La enfermedad aún es endémica

Las ratas no fueron completamente inocentes, ya que se cree que fueron los principales portadores de la enfermedad durante la Tercera Pandemia, que comenzó en 1855 y devastó gran parte de la India y China.

«La peste es innegablemente una enfermedad de gran interés científico, histórico y público y todavía está presente en muchas partes del mundo hoy en día», dicen los autores en el documento. «Por lo tanto, es crucial que comprendamos el espectro completo de capacidades que esta enfermedad versátil y pandémica ha exhibido en el pasado».

La peste sigue siendo endémica en muchos países, incluidos Madagascar, la República Democrática del Congo y Perú. Se reportaron más de 3,000 casos en todo el mundo entre 2010 y 2015.

El estudio científico ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here