Encuentran una espada de 2,3 metros de largo en una tumba de Japón

0
557
Esta sería la espada de hierro dakō más grande encontrada en Japón hasta el momento. Crédito: Nara City Board of Education.

Una enorme espada de hierro fue encontrada en un túmulo funerario de finales del siglo IV, en la ciudad de Nara, al occidente de Japón.

La espada de estilo dakō mide 2,3 metros, 6 centímetros de ancho y tiene una hoja serpenteante. Según los expertos, se trata de la espada de hierro más grande fabricada en ese período en Asia Oriental. Aunque ya se han encontrado más de 80 en todo Japón, ninguna de un tamaño tan sorprendente.

Hasta ahora, la espada más larga de este tipo descubierta se había encontrado en un túmulo de finales del siglo V d.C. en Hiroshima y alcanzó solo los 85 centímetros.

Cuando el equipo de excavación descubrió el objeto, pensó inicialmente que se trataba de varias espadas colocadas de manera longitudinal, dadas las asombrosas dimensiones de la misma.

Espada de encontrada. Crédito: Nara City Board of Education.

Según informó Kosaku Okabayashi, subdirector del Instituto Arqueológico de Kashihara «estos descubrimientos indican que la tecnología del periodo Kofun (300-710 d.C.) va más allá de lo que se había imaginado, y los objetos hallados son obras maestras de la metalistería de este período».

Más descubrimientos

Junto a la espada, fue encontrado un espejo de bronce en forma de escudo que mide 64 cm de largo, 31 cm de ancho y pesa 5,7 kilogramos.

Espejo en forma de escudo encontrado. Crédito: Nara City Board of Education.

Su superficie estampada lleva los diseños de dos espejos «daryu» más comunes, que se distinguen por sus motivos basados en míticas criaturas, que se han encontrado principalmente en el oeste de Japón.

Los arqueólogos clasificaron los dos hallazgos como «tesoros nacionales».

Ambos objetos tenían funciones meramente funerarias. Tanto la espada como el espejo buscaban de proteger al fallecido de los malos espíritus.

Naohiro Toyoshima, profesor de arqueología en la Universidad de Nara, dijo que «la espada ritualista y el espejo en forma de escudo pueden indicar que el individuo al cual perteneció estuvo involucrado en asuntos militares y rituales».

Se cree que la espada fue agrandada para aumentar su potencia como protectora en el más allá. Además los expertos argumentan que pertenecía a uno de los personajes más poderosos del Japón de la época, no en vano su tumba, el túmulo de Tomio Maruyama, es el mayor kofun del país, con 109 metros de diámetro.