Los primeros humanos sobrevivieron a la erupción de un supervolcán

0

Una vez cada dos decenas de milenios, la Tierra sufre un cataclismo, la erupción de uno de los llamados supervolcanes en su superficie. Tienen la desagradable costumbre de arrojar al planeta a un invierno global. No hemos visto uno en los últimos 20 o 30 mil años , así que mientras los científicos pueden medir impactos como capas de ceniza de un cuarto de milla de espesor, es más difícil entender cómo les habría ido a los humanos durante estas explosiones y sus consecuencias.

Pero de acuerdo con un nuevo estudio, al menos algunos grupos de antiguos humanos no tuvieron problemas a raíz de una gigantesca erupción, que tuvo lugar hace unos 74,000 años en el supervolcán Toba en Indonesia.

El estudio se basó en pruebas arqueológicas reunidas en dos sitios en Sudáfrica, a unas 5.500 millas de la supererupción. Esto fue justo antes de que los humanos comenzaran a abandonar África, y los científicos se habían preguntado durante mucho tiempo cuán mala había sido la erupción de Toba para los primeros humanos.

Una vista satelital de la caldera del supervolcán Toba, dejada por la erupción que ocurrió hace unos 70 millones de años
Una vista satelital de la caldera del supervolcán Toba, dejada por la erupción que ocurrió hace unos 70 millones de años. Crédito: NASA

Lo que permitió que el nuevo estudio comenzara a responder esa pregunta fue una pieza microscópicamente pequeña de vidrio volcánico, arrojada por la erupción catastrófica y llevada por los vientos a Sudáfrica, donde llamó la atención del coautor Panagiotis Karkanas, un arqueólogo en la American School of Classical Studies en Grecia.

«Estaba investigando una partícula de un fragmento de millones de otras partículas minerales», dijo Karkanas en un comunicado de prensa. «Pero estaba allí, y no podía ser otra cosa».

Y debido a que los científicos estaban armados con herramientas de medición increíblemente precisas para rastrear capas sucesivas de artefactos, pudieron confirmar que los humanos vivían en el sitio, llamado Pinnacle Point, antes, durante y después de la erupción del supervolcán.

El sitio de Pinnacle Point en Sudáfrica
El sitio de Pinnacle Point en Sudáfrica. Crédito: Erich Fisher

«Durante y después del momento de la erupción Toba, la gente vivía en el sitio de forma continua y no había evidencia de que afectara sus vidas cotidianas» , dijo en un comunicado de prensa el coautor Erich Fisher, que se dedica a estudiar a humanos primitivos en la Universidad Estatal de Arizona.

Para el equipo detrás del nuevo documento, sugiere que el área alrededor de Pinnacle Point fue amortiguada de alguna manera por la escasez de alimentos que esperarían ver en las condiciones frías y oscuras después de una supererupción. Dada la ubicación costera del sitio, creen que el secreto puede haber sido la presencia de abundantes mariscos.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here