Imperio de Genghis Khan portaba Hepatitis B, según análisis de sus huesos

0
Imperio de Genghis Khan portaba Hepatitis B, según análisis de sus huesos

La horda mongola de Genghis Khan barrió las estepas asiáticas en 1206, unificando tribus en guerra.

Creó un imperio que abarcaba la China moderna que se extendía al oeste hasta Polonia y Hungría.

Pero por medio de muchos de sus travesías a caballo, los guerreros con armadura dieron inicio a una plaga, informa Ars Technica.

Dos tercios portaban hepatitis B (VHB), el virus mortal que ataca al hígado y causa insuficiencia orgánica, cicatrización y cáncer.

Y otra evidencia sugiere que la aflicción de los mongoles comenzó incluso antes.

Las generaciones anteriores de guerreros habían llevado una forma del patógeno que más tarde se convertiría en la Peste de Justiniano, una pandemia que afligió al Imperio Romano de Oriente entre 541 d.C. y 542 d.C.

El origen del VHB sigue sin estar claro, pero el ADN recientemente encontrado en los huesos y dientes antiguos de personas de las estepas asiáticas -que incluye a Rusia, Kazajstán, China, Turkmenistán y Uzbekistán- proporciona una idea.

El VHB en las antiguas estepas puede haber sido tan común como lo es hoy. En la foto: Batu Khan, hijo de Genghis, en el trono
El VHB en las antiguas estepas puede haber sido tan común como lo es hoy. En la foto: Batu Khan, hijo de Genghis, en el trono

El descubrimiento fue realizado por el genetista evolutivo de la Universidad de Copenhague, Eske Willerslev.

Su equipo secuenció 12 de los genomas virales infectados antiguos mejor conservados, un conjunto completo de códigos de ADN, y los combinó con genomas modernos para analizar cómo el VHB ha cambiado con el tiempo.

El VHB es fácil de detectar en antiguas muestras de ADN porque las personas infectadas llevan enormes cantidades del virus en la sangre durante varios años, aumentando las posibilidades de que el ADN del virus se conserve en las células óseas.

Descubrieron que el VHB era parte de la vida mongola durante miles de años.

Sus investigadores también encontraron una cepa del virus mortal que se extinguió o fue erradicada en algún momento de los últimos 4.500 años.

También descubrió que una de las nueve cepas principales en la actualidad es el producto de una antigua combinación de otras dos cepas de VHB.

Este valor medio del VHB en las estepas antiguas pudo haber sido tan común como en algunas de las áreas más impactadas del mundo moderno.

Genghis Khan
Genghis Khan

Hoy, en Sudán del Sur, hasta el 22% de las personas están infectadas.

Y en áreas donde más del 8 por ciento de las personas tienen el virus, entre el 70 y el 90 por ciento se han infectado al menos una vez durante sus vidas.

«Entonces, la imagen que surgió de esta línea de trabajo es que mucha gente corría con enfermedades en el pasado», dijo el investigador y genetista evolutivo Eske Willerslev.

«Ciertamente esto rompió mi imagen romántica de la Edad del Bronce y la Edad del Hierro».

Este conocimiento no solo es bueno para comprender el pasado, sino que también podría ayudar a combatir el virus en el futuro.

Las investigaciones algún día podrán predecir cómo el VHB mutará.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene como objetivo reducir significativamente el impacto del VHB para el año 2030.

En este momento, la esperanza de esto se basa en una combinación de virus y medicamentos antivirales. Pero una nueva mutación podría inutilizar nuestras defensas.

Saber cómo y cuándo ocurren estos cambios podría salvar muchas vidas.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Nature.