Hallan huesos, joyas y alucinógenos en un antiguo sitio ceremonial en el desierto más seco del mundo

0

El desierto de Atacama, una franja del desierto que bordea la costa oeste de Sudamérica, es el lugar más seco del planeta Tierra. Es un entorno que es tan sobrenatural que los investigadores lo utilizan para comprender otros planetas e incluso para preparar a los astronautas para las misiones tripuladas a Marte.

Sin embargo, hace miles y miles de años, era el hogar de un grupo rico y profundamente complejo de cazadores-recolectores con un gran gusto por las joyas, las drogas y la comida. Como se informó en la revista Antiquity, los arqueólogos chilenos y franceses han estado hurgando alrededor de un antiguo complejo ceremonial, conocido como Tulán-52, que floreció en el desierto de Atacama alrededor del 3450 a.C al 2250 a.C.

Parece que Tulán-52 fue un centro importante en los albores de la era neolítica en el desierto de Atacama. Análisis recientes también ha sugerido que el sitio comparte algunas similitudes distintas con un complejo ceremonial mucho más reciente ubicado a menos de un kilómetro de distancia, Tulán-54, que data de aproximadamente 1250 a 650 a.C.

Vista general de las estructuras de Tulán-52 y detalle de un muro con grandes losas verticales
Vista general de las estructuras de Tulán-52 y detalle de un muro con grandes losas verticales.

«Hay líneas de evidencia convergentes para la reinterpretación de Tulán-52 como prototipo de un centro ceremonial, que define, junto con Tulán-54, una tradición duradera y original, específica de la Circumpuna de Atacama», escribe Catherine Perlès, de la Paris Nanterre University, y Lautaro Núñez, de la Universidad Católica del Norte de Chile, en su estudio.

«Las estructuras de piedra comparten patrones de construcción básicos similares con losas verticales incrustadas en el suelo estéril o sobre residuos ocupacionales anteriores», agregaron. «En ambos sitios, las estructuras se construyen con grandes losas verticales y rematadas, de hasta 1.5 m de altura».

Artefacto óseo con diseños pirograbados (izquierda), un adorno hecho con una concha de vieira del Océano Pacífico (derecha) y cuentas de piedra y conchas (abajo a la izquierda)
Artefacto óseo con diseños pirograbados (izquierda), un adorno hecho con una concha de vieira del Océano Pacífico (derecha) y cuentas de piedra y conchas (abajo a la izquierda). Crédito: C Perlès / L Nuñez / Antiquity

Mientras que Tulán-52 es el más antiguo de los dos sitios relacionados, Tulán-54 tiene, sin duda, un tesoro más impresionante de artefactos. Junto con las vastas estructuras de piedra, el sitio más reciente contiene un tesoro de oro y materiales exóticos, como vidrio volcánico de obsidiana y conchas marinas, tanto de la región amazónica como del pacífico. Uno de los artefactos más impresionantes es una cabeza de buitre de madera bañada en oro con incrustaciones de piedras preciosas de color verde y datada de 690 a 540 a.C. La molienda de losas alrededor del sitio también sugiere el uso de alucinógenos hechos de semillas de cebil y maíz, ambos importados del noreste de Argentina.

Por supuesto, también había huesos allí. El sitio contenía principalmente los restos óseos de llamas y otros camélidos similares, pero el equipo también encontró evidencia de entierros infantiles en el sitio. Esto es importante, ya que sugiere que la ubicación tenía algún tipo de significado espiritual o cultural.