Esta fortaleza egipcia de 2.300 años servía para resguardar elefante entrenados para la guerra

0
Esta fortaleza egipcia de 2.300 años servía para resguardar elefante entrenados para la guerra
Aquí, un fragmento del muro de defensa del norte, parte de la fortaleza descubierta en Berenike a lo largo del Mar Rojo. Crédito: SE Sidebotham

Una fortaleza de 2.300 años de antigüedad que protegía un puerto antiguo llamado «Berenike» fue descubierta en Egipto en la costa del Mar Rojo por un equipo arqueológico polaco-estadounidense.

Construida en un momento en que Egipto fue gobernada por los Ptolomeos, una dinastía de faraones descendientes de uno de los generales de Alejandro Magno, las fortificaciones son considerables.

Los arqueólogos Marek Woźniak y Joanna Rądkowska escribieron en un artículo recientemente publicado:

«Una doble línea de muros protegía la parte occidental de la fortaleza, mientras que una sola línea bastaba más al este y al norte. Se construyeron torres cuadradas en las esquinas y en lugares estratégicos donde se conectaban secciones de los muros».

La parte occidental del fuerte, que consta de paredes dobles, mira hacia el interior, lo que sugiere que los defensores estaban particularmente preocupados por un ataque que venía de esa dirección, dijo Woźniak, de la Universidad de Varsovia.

La parte más grande y más fortificada de la fortaleza de Berenike es un complejo que mide unos 160 metros de largo y 80 metros de ancho y consta de «tres patios grandes y varias estructuras asociadas, formando un complejo fortificado cerrado de Talleres y tiendas», escribieron Woźniak y Rądkowska. El aspecto más impresionante de la fortaleza es su arquitectura, dijo Woźniak, quien dijo que su «arquitectura monumental bien hecha cubierta y protegida por [la] arena es increíble».

Dentro de la casa de la fortaleza, los arqueólogos encontraron un pozo excavado en la roca y una serie de drenajes y piscinas que recolectaban, almacenaban y distribuían agua subterránea y agua de lluvia.

Fragmentos del cráneo de un joven elefante encontrado en un antiguo basurero ubicado en el lado sur del muro defensivo del norte.
Fragmentos del cráneo de un joven elefante encontrado en un antiguo basurero ubicado en el lado sur del muro defensivo del norte. Crédito: SE Sidebotham

Woźniak y Rądkowska escribieron:

«Las dos piscinas más grandes pueden haber tenido una capacidad total de más de 17.000 litros».

El hecho de que el agua de lluvia fuera drenada y recolectada sugiere que Berenike tenía «un clima más húmedo que el actual», anotaron.

En el lado sur del muro defensivo del norte, en un antiguo basurero, los arqueólogos descubrieron estatuillas de terracota, monedas y un trozo de cráneo de elefante.

Woźniak dijo:

«Curiosamente, parece que los administradores de [Berenike] consideraron innecesarias las fortificaciones. Algunas de ellas fueron desmanteladas después de un período de existencia muy corto»

Además, Woźniak señaló que no se han encontrado pruebas de un ataque a Berenike. Los Ptolomeos a menudo construyeron ciudades fortificadas y fortalezas cerca de las fronteras de su reino, dijo Woźniak, y agregó que los Ptolomeos no podían estar seguros de cómo reaccionaría la gente local en las fronteras ante su presencia.

Comercio antiguo

Los registros históricos indican que Berenike era parte de una cadena de puertos construidos a lo largo del Mar Rojo para ayudar a suministrar elefantes de guerra al ejército de los Ptolomeos, dijo Woźniak. En 2014, la investigación genética reveló que los Ptolomeos probablemente importaron sus elefantes de Eritrea, en África Oriental.

Después de que Roma se apoderó de Egipto en el 30 a.C., el comercio se expandió en Berenike y el puerto se convirtió en un importante centro de comercio. Desde el siglo I hasta el siglo VI, la evidencia sugiere que los lazos comerciales se extendieron desde Grecia e Italia hasta Arabia Saudita, India, la Península Malaya, Etiopía y África Oriental, escribieron Woźniak y Rądkowska.

El estudio científico ha sido publicado en la revista Antiquity.