Descubren un raro entierro de un barco vikingo en un cementerio noruego

0
Descubren un raro entierro de un barco vikingo en un cementerio noruego
Crédito: NIKU

En los campos somnolientos del condado de Østfold en Noruega, los arqueólogos han encontrado un vasto cementerio vikingo, completo con un entierro tradicional de un barco vikingo a pocos centímetros de la capa superior del suelo.

El cementerio alberga al menos siete túmulos funerarios, utilizados históricamente por culturas de todo el mundo para cubrir una tumba. Debajo de uno de estos montículos, investigadores del Instituto Noruego de Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU, por sus siglas en inglés) utilizaron un georadar de alta resolución para revelar la presencia de un barco vikingo de 20 metros de largo. Para su sorpresa, el barco fue enterrado a solo 50 centímetros de profundidad en el túmulo funerario y parece estar en muy buenas condiciones.

«Este hallazgo es increíblemente emocionante, ya que solo conocemos tres hallazgos de barcos vikingos bien conservados en Noruega excavados hace mucho tiempo», dijo en un comunicado el Dr. Knut Paasche, jefe del Departamento de Arqueología Digital de NIKU y experto en barcos vikingos . «Esta nueva nave será sin duda de gran importancia histórica, ya que se puede investigar con todos los medios modernos de arqueología».

Un estudio aéreo del campo muestra el número de túmulos y casas largas en el área
Un estudio aéreo del campo muestra el número de túmulos y casas largas en el área. Crédito: NIKU

Morten Hanisch, el conservador del condado en Østfold, agregó: «Estamos seguros de que hay un barco allí, pero es difícil decir cuánto se conserva antes de continuar con la investigación».

Pero eso no fue todo lo que encontraron. Los datos del radar también mostraron los restos de al menos cinco casas, algunas descritas como «notablemente grandes» por los investigadores. Estos eran vastos pasillos de madera, piedra y tierra, con marcos de madera, utilizados por los vikingos como casas comunales.

Los vikingos eran un grupo de paganos nórdicos que navegaban por los mares de Europa y más allá entre los siglos VIII y XI. Aunque se originaron en la actual Noruega, Dinamarca y Suecia, lograron viajar hasta el Mediterráneo, Asia Central e incluso América del Norte, todo gracias a sus queridos barcos.

El escáner de radar motorizado de NIKU atraviesa el túmulo funerario
El escáner de radar motorizado de NIKU atraviesa el túmulo funerario. Crédito: NIKU

«El entierro de la nave no existe de forma aislada, sino que forma parte de un cementerio que está claramente diseñado para mostrar poder e influencia», agregó el arqueólogo Lars Gustavsen, líder del proyecto de NIKU.

Este tipo de radar de penetración en el suelo utilizado por el equipo todavía es una tecnología muy joven, sin embargo, ya se ha demostrado que obtiene resultados. Ahora viene el desafío de usar otras herramientas de investigación no invasivas para mapear digitalmente el descubrimiento único. Si la situación encaja, los investigadores podrían incluso recurrir a excavar físicamente el barco desde el suelo.