Nuestros ancestros se cruzaron con al menos cuatro poblaciones humanas arcaicas

0
Nuestros ancestros se cruzaron con al menos cuatro poblaciones humanas arcaicas
Pintura sobre la vida de una familia neandertal. Crédito: Nikola Solic

No pasó mucho tiempo desde que aprendimos que la mayoría de nosotros llevamos ADN de neandertales y denisovanos, pero eso fue solo el comienzo. Un nuevo estudio indica que el legado genético de al menos cuatro poblaciones humanas arcaicas sobrevive hoy de cinco o seis rondas de interacciones. El prejuicio contra el sexo entre razas se ve bastante risible cuando consideras que a nuestros antepasados ​​no parece importarles mucho las especies con las que tenían sexo.

Para identificar las influencias neandertales y denisovanas en los genomas modernos, los científicos utilizaron el ADN de los miembros fósiles de cada uno. Es mucho más difícil identificar la presencia de variaciones genéticas de poblaciones cuyo ADN no tenemos, pero algunos equipos han desarrollado métodos que nos permiten hacer esto. El Dr. João Teixeira, de la Universidad de Adelaide, reunió este trabajo en las Proceedings of the National Academy of Sciences para crear una imagen de aproximadamente dónde y cuándo ocurrió esta mezcla.

Nuestros ancestros se cruzaron con al menos cuatro poblaciones humanas arcaicas

Teixeira explicó que los genes neandertales representan aproximadamente el 2 por ciento del genoma de todos, excepto los de reciente ascendencia africana. Los legados de otros humanos arcaicos están más concentrados en personas de regiones particulares.

Teixeira dijo:

«Los genetistas han ideado métodos para detectar el genoma en busca de desviaciones que parecen antiguas. El truco es buscar un conjunto de variantes que se segreguen juntas y no se encuentren en África. Después de hacer coincidir estos con los de los neandertales y los denisovanos, quedan varios».

Las secuencias arcaicas en las poblaciones modernas nos ayudan a dibujar una imagen de dónde nos encontramos con estas poblaciones arcaicas.

Un encuentro, con una población llamada Extinct Hominin 1, probablemente ocurrió en la India poco después de que la humanidad se extendiera fuera de África y los ancestros de los asiáticos modernos y los europeos se separaran.