Mosaicos recientemente descubiertos ofrecen una nueva visión de la vida en el antiguo Israel

0

Hace unos 1.600 años, la región de Galilea del norte de Israel moderno estaba bajo el gobierno del Imperio Romano Cristiano. Los historiadores habían especulado durante mucho tiempo que las comunidades judías de la zona estaban algo sofocadas durante este período de dura supervisión bizantina, pero la excavación arqueológica en curso de las ruinas de una sinagoga del siglo V implica lo contrario: las artes y la cultura semítica continuaban floreciendo.

El sitio, conocido como Huqoq, contiene la colección de mosaicos más vibrante y diversa jamás encontrada en una sinagoga, según una declaración del equipo de investigación de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

En los seis años desde que comenzó la excavación, la líder del proyecto, la profesora Jodi Magness, y sus colegas han revelado hermosos paneles de mosaico en el piso de la estructura que representan varias escenas de la Biblia hebrea y un cuadro teorizado para documentar el famoso encuentro entre Alejandro Magno y el sacerdote.

«Los mosaicos que decoran el piso de la sinagoga Huqoq revolucionan nuestra comprensión del judaísmo en este período», dijo Magness. «El arte judío antiguo a menudo se considera anicónico o carente de imágenes. Pero estos mosaicos, coloridos y llenos de escenas con figuras, dan fe de una rica cultura visual, así como del dinamismo y la diversidad del judaísmo en los periodos tardorromano y bizantino».

Después de regresar al sitio este verano para investigar el pasillo norte de la sinagoga, el equipo descubrió otros dos paneles impresionantes.

El primero, etiquetado como «un polo entre dos» en hebreo, ilustra una escena de El Libro de los Números, 13:23, en donde los exploradores enviados por Moisés -después del éxodo judío de Egipto- exploraron la tierra de Canaán (el nombre de un área correspondiente a algunos o todos los actuales Israel, Palestina, Líbano, Siria y Jordania) regresan de su misión con racimos de uvas tan grandes y jugosos que dos hombres los llevaron en un bastón.

El otro panel muestra a un niño guiando a un animal con cuerdas y contiene la inscripción «un niño pequeño los guiará», haciendo referencia al pasaje de Isaías 11: 6.

Además de estas obras de arte, el equipo encontró yeso pintado con colores intactos en las columnas de la sinagoga, un espectáculo raro en una estructura tan antigua, y una inscripción que dice «Amen selah», que se traduce como «Amén ​​para siempre».

Mosaicos previamente descubiertos, desde que fueron transportados fuera del sitio para un estudio más detallado y preservación, han mostrado al Arca de Noé, Jonah, soldados egipcios que fueron barridos durante la separación del Mar Rojo, un intrigante ciclo zodiacal de inspiración griega, la Torre de Babel y un surtido de figuras humanas, animales y criaturas mitológicas.

Un mosaico asombrosamente bien conservado que representa el signo astrológico griego de Capricornio, marcado con Tevet, el décimo mes del calendario hebreo
Un mosaico asombrosamente bien conservado que representa el signo astrológico griego de Capricornio, marcado con Tevet, el décimo mes del calendario hebreo. Crédito: Jim Haberman / UNC-Chapel Hill

En declaraciones a National Geographic, Magness confirmó que el trabajo se reanudará en el verano de 2019.

«No puedo decir lo que esperamos encontrar, porque todo lo que encontramos es inesperado».

Un pez tragándose a uno de los soldados de Faraón, una escena del Éxodo
Un pez tragándose a uno de los soldados de Faraón, una escena del Éxodo. Crédito: Jim Haberman / UNC-Chapel Hill

Fuente: IFL