Miles de años de la historia de Europa están registrados en plomo en el hielo de Groenlandia

0
Miles de años de la historia de Europa están registrados en plomo en el hielo de Groenlandia
Crédito: PNAS

La historia de las civilizaciones europeas que abarcan 3.000 años está escrita en plomo sobre el hielo ártico, que de otro modo sería prístino. Nuestras mediciones son ahora tan sutiles que podemos rastrear el momento de las guerras antiguas y los auges económicos en las concentraciones encontradas en núcleos de hielo tomados del centro de Groenlandia.

El plomo tenía sus usos en el mundo antiguo, a veces a costa de las sociedades enfermas cuando se filtraba en sus bebidas. Sin embargo, fue su asociación con depósitos de plata lo que dejó una marca en Groenlandia. La fundición a alta temperatura de minerales de plomo y plata, que comenzó hace unos 3.000 años, liberó partículas de plomo a la atmósfera. A pesar de su densidad, estas partículas eran lo suficientemente pequeñas como para ser arrastradas por el viento, a veces asentándose en las capas de hielo del Ártico, donde miles de años después los científicos han medido sus concentraciones.

Estudios previos sobre hielo en Groenlandia revelaron fluctuaciones, lo que sugiere la capacidad de utilizar concentraciones de plomo para rastrear la actividad económica en la Europa antigua. Sin embargo, las pequeñas muestras y las fechas imperfectas involucradas han hecho que estas sean totalmente concluyentes. Ahora, el Dr. Joseph McConnell del Desert Research Institute ha utilizado un enfoque mucho más detallado y un núcleo de hielo fechado con precisión durante casi 2.000 años para expandir nuestro conocimiento del mundo antiguo.

En Proceedings of the National Academy of Sciences, McConnell y sus colegas informan que cuando los fenicios extendieron su civilización a través del Mediterráneo oriental, aprovecharon nuevas minas de plata y dejaron un legado en el hielo. Cuando Roma y Cartago se convirtieron en las grandes potencias de su época, la extracción minera en lo que hoy es España para financiar sus imperios, cayó aún más en Groenlandia, interrumpido por plagas e inestabilidad política. La modelación atmosférica muestra que el plomo de China, y otras civilizaciones avanzadas de la época, era casi 10 veces menos probable que llegara a Groenlandia, por lo que hizo poco para afectar la claridad del registro europeo.

El registro de plomo revela tanto las grandes tendencias en la historia europea, como las breves interupciones causadas por las guerras. Los puntos rojos indican la pureza de las monedas de plata romanas
El registro de plomo revela tanto las grandes tendencias en la historia europea, como las breves interupciones causadas por las guerras. Los puntos rojos indican la pureza de las monedas de plata romanas. Crédito: McConnell / PNAS

Aunque la mayor producción de plomo ocurrió en los primeros años del Imperio Romano, esto colapsó cuando la era de las grandes plagas comenzó en el 165 d.C., y no alcanzó sus niveles anteriores hasta más de 500 años después. De hecho, a pesar de todo el poderío de la Roma imperial, durante las crisis que azotaron al imperio del 235-284 de nuestra era, se estaba produciendo menos fundición que lo que había sucedido 1.000 años atrás.

Podemos ver desde el núcleo de hielo que cada guerra que afectaba a la Península Ibérica, donde se encontraban las principales minas de plata de Europa, provocaba un descenso inmediato en las emisiones de plomo, con un aumento posterior a medida que los trabajadores y equipos desviados a la guerra regresaban.

La confirmación de que las emisiones de plomo fueron principalmente un subproducto de la producción de plata se puede encontrar a partir de los cambios en la pureza de las monedas de plata de la época. Los períodos en los que los niveles de plomo de Groenlandia disminuyeron coincidieron con el momento en que las monedas se degradaron porque no había suficiente plata para revertir la situación.

El estudio científico ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.