¿Acompañamos a la neandertales a su extinción?

0
¿Acompañamos a la neandertales a su extinción?

Según una nueva investigación, no llevamos a los neandertales a la extinción luchando o incluso compitiendo por recursos. En su lugar, nos unimos hasta que su único linaje desapareció y se integró en el acervo genético del Homo sapiens, lo que dio un nuevo significado a la frase «hacer el amor, no la guerra».

La teoría predominante es que los neandertales se separaron de un ancestro común hace unos 500.000 o más años. Mientras nuestros antepasados ​​evolucionaban en África, los neandertales se extendieron por todo el continente euroasiático, haciendo su hogar desde Gales en el oeste hasta Siberia en el este y sobreviviendo solos hasta que los humanos modernos llegaron hace aproximadamente 60.000 años. Sabemos que las dos especies se encontraron y que se aparearon, y que después de miles de años de coexistencia, los neandertales parecen haber desaparecido.

Ahora, los investigadores del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology en Leipzig, Alemania, han completado un análisis genético de los restos fosilizados de los neandertales, los humanos primitivos y los humanos modernos. Los resultados sugieren que los neandertales perdieron su identidad a medida que sus genes se diluyeron más y más, un argumento apoyado por la presencia del ADN del neandertal en las personas que viven hoy.

«Significa que se incorporaron, por lo que vemos que muchos de sus genes viven en los europeos modernos», dijo Svante Paabo, profesor de genética evolutiva, a The Times.

Fue el equipo de Paabo quien, en 2010, descubrió que entre el 2 y el 3 por ciento del ADN en los europeos modernos provenía de neandertales. Suena como una pequeña cantidad y es por esto que los científicos inicialmente pensaron que el cruce entre las dos especies era algo muy raro. Sin embargo, nuevas pruebas revelan que muchos más genes neandertales sobrevivieron de lo que pensábamos originalmente. De hecho, hasta la mitad de su genoma se puede encontrar en las personas hoy en día.

«Si observamos unos pocos miles de genomas, podemos seleccionar 15.000 genes neandertales, por lo que al menos la mitad de su genoma está presente en la gente de hoy», agregó Paabo.

Puede culpar a nuestros ancestros neandertales y sus genes (al menos en parte) por alergias estacionales, depresión, la obesidad, el VPH, y su hábito de fumar . Pero no todo es malo. Los genes neandertales también son responsables (de nuevo, en parte) de diferentes tonos de piel y cabello (más pecas) y protección contra ciertos patógenos, rasgos que ayudaron a nuestros ancestros a adaptarse (relativamente) rápidamente a condiciones fuera de África .

Esta no es la primera vez que los científicos fijan la caída del neandertal en sus alianzas con el Homo sapiens, ni contradice completamente otras hipótesis que contemplan la causa de su desaparición, ya sea el cambio climático, la enfermedad o la superioridad cultural e intelectual de los humanos modernos. Aunque una nueva investigación muestra que los neandertales probablemente no fueron los seres inferiores de la imaginación popular.

Tal vez fue una amalgama de todos estos factores, o tal vez estuvieron condenados todo el tiempo